Medidas urgentes complementarias para EMPLEADAS DE HOGAR

 Entre las medidas se crea un subsidio extraordinario por falta de actividad para empleadas del hogar (siempre que el hecho causante se hubiera producido con posterioridad a la declaración del estado de alarma el 14 de marzo), y que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones: 

1)    Haber dejado de trabajar temporalmente para reducir el riesgo de contagio del COVID-19, en toda su actividad (disminución de actividad total) o en parte de ella (parcial). Tanto para las empleadas del hogar que prestan sus servicios para un solo empleador o para varios (pluriempleo).

2)    Haber sido extinguido su contrato (mediante despido o desistimiento del empleador).

 Para acceder al subsidio es necesario que las empleadas se encontraran de alta en la Seguridad Social antes del día 14 de marzo de 2020 (entrada en vigor del RD 463/2020 por el que se declara el estado de alarma).

 ¿Cómo acreditar la falta de actividad? 

1)    En el primer caso (pérdida de actividad temporal, total o parcial), mediante una declaración responsable del empleador. Debe indicarse la fecha de reducción de la actividad y que la causa es la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

2)    En el segundo caso (extinción de contrato),  con la carta de despido, la comunicación del desistimiento del empleador o un certificado de baja de Seguridad Social.

– La cuantía del subsidio.

Consiste en una prestación económica mensual del 70% de la base de cotización de la empleada correspondiente a la actividad que hubiere dejado de desempeñar y tendrá el tope del SMI excluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias (950 €), desde la fecha de nacimiento del derecho.

– El subsidio es compatible con salarios derivados de actividades laborales (por cuenta ajena o propia) siempre que sumadas al subsidio no sean superiores al SMI (1.080€).

– El subsidio es incompatible con el subsidio por incapacidad temporal, o con el permiso retribuido recuperable (desde el 30 de marzo al 9 de abril), regulado en el RDLey 10/2020, de 29 de marzo. 

– Se crea un subsidio de desempleo excepcional por fin de contrato temporal para las trabajadoras con contrato de, al menos 2 meses de duración, que se hubiera extinguido con posterioridad a la declaración del estado de alarma (14 marzo) y no puedan accede a otra prestación.

Este subsidio excepcional consiste en una ayuda mensual del 80% del IPREM (548,60 x 80% = 438,88€). Y la duración será de un mes, ampliable por RDLey.

– El SEPE en el plazo de un mes desde la entrada en vigor de este RDLey 11/2020 (1 de abril) establecerá el procedimiento para la tramitación de estas solicitudes y los plazos para su presentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *